El once manresano batió neta y merecidamente derrochando entusiasmo | El mundo deportivo (pàg.7)

Data: 08/04/1929

Font: El mundo deportivo

Autor: L. Ll.

Text:
En el Pujolet

MANRESA, 2 - SANS, 0

El once manresano batió neta y merecidamente derrochando entusiasmo

El Manresa se esperaba el choque entre el Center titular y la barriada sansense con interés desmedido justificadísimo si se tiene en cuenta que, en el terreno de los ver-blancos, el once local desempeño un gran papel y solo pudo ser batido por la mínima diferencia. Así, pues coma la revancha roji-blanca, se presentaba como una cosa muy probable, reflejándose la expectación en el terreno del Pujolet con una buena entrada.
A las órdenes del colegiado Pujol coma los equipos adoptaron las siguientes alineaciones:
Manresa: Corron; Miquel, Martí I; Delgado, Martí II, Tort; Galobart, Pequerul, Escrits, Roca y Guix.
Sans: Casanovas; De Mur, Torredeflot; Besolí, Climent, Creixells; Pausas, Calvet, Miró, Valls y Landa.
Durante todo el primer tiempo, el dominio correspondió que no muy fuertemente al equipo local; contra la meta de Casanovas se tiraron cinco corners que no dieron resultado y en los remates frente a puerta, el equipo local no tuvo mucha fortuna, señalando el marcador empate a cero cuando se señaló el descanso.
La segunda fase del partido fue infinitamente más movida y el juego se convirtío en un duro con vistas a la usciedad; en esta última modalidad el Sans tomo la delantera y se caracterizó por ilegalidades que no cuadran con un once que presume de estrella.
El árbitro se vio precisado a expulsar al Sansese Valls por agredir sin motivo y violentamente al manresano Pequerul.
El Manresa marco dos bellos tantos por mediación de Roca, el primero en un avance del quinteto atacante roji-blanco y el segundo en colaboración con Pequerul.
El árbitro sr Pujol comenzó bastante inseguro en sus fallos, se repuso de su desorientación y acabo por hacer un buen arbitraje.
Del Manresa se distinguió el trío defensivo y la delantera.
Del Sans solo el extremo Landa a ratos y, los demás medianos tirando a malos.