LA UNION DE SANS PIERDE EN SU PROPIO CAMPO CON EL ESPANYA POR 1 A 0 | El mundo deportivo (pàg. 2)

Data: 09/12/1922

Font: El mundo deportivo

Autor: A. Perea

Text:
LA «UNION DE SANS» PIERDE EN SU PROPIO CAMPO CON EL «ESPANYA» POR 1 A 0

Ante la noticia de la reaparición de Carulla en las filas de la «Unión» y de Bota en las «rojas», fué numeroso el público que acudió al campo de Sans, seguro de que se vería un partido reñido. Realmente así fué. Da una muestra de ello el «score», que después de noventa minutos de lucha, sólo marcó un «goal», a favor del «Espanya»,
Ante la actuación del equipo «rojo» en este partido nos preguntamos, si habrá logrado sacudir la «guigne», que le ha seguido en los encuentros de campeonato jugados hasta la fecha. Sin duda alguna de cuantas veces ha, actuado el equipo «rojo» en esta temporada, esta ha sido la más brillante. La reaparición en el marco de su «goal-keeper» Bota, les ha «inoculado» una dosis de confianza en sí mismos y se han lanzado al ataque con arrestos, con fe, dejando a los zagueros su misión, y llevando en perfecta combinación, los balones hasta la puerta de Pedret i lástima que las jugadas se malograran por falta del oportuno «shoot»! Sólo un lunar apuntamos en la delantera roja, el exterior derecha, que no estuvo a la altura de sus compañeros a pesar de su buena voluntad.
La línea media jugó bien, en especial los alas, que marcaron y sirvieron balones a sus «forwards», y sobre todos ellos Bota, que salvó dos estupendos tiros de Carulla, y se confirmó una vez más el portero extraordinario de colocación perfecta y estilo impecable.
Viendo al «Espanya» en el partido de ayer, no acertamos a comprender su puntuación en este campeonato. Es de esperar que en los partidos que faltan celebrar, se colocarán en el puesto que ayer probaron que podían merecer.
Los medios de la «Unió» llevaron el peso del partido, ¿cómo no, si jugaban Sancho y Carulla? Ellos fueron los mejores, no desmerecieron tampoco sus delanteros, en especial Oliveras, que es un jugador que puede dar mucho de sí, pues tiene arrancadas velocísimas terminadas por centros impecables, Franch lució como siempre su acometividad, obligando a los zagueros rojos a emplearse a fondo. Rini, peligroso como acostumbra, centró pelotas dignas de que se convirtieran en remates más afortunados. Lo que más flojeó del equipo fueron los defensas. La actuación de Solá no fué todo lo acertada a que nos tiene acostumbrados y Altés tampoco supo ayudarle, a pesar de la voluntad que en ello puso.
Hemos de hacer constar la nobleza de la «Unión de Sans», pues castigado el «Espanya» con un «penalty» por manos completamente involuntarias, Solá intencionadamente, echó el balón fuera y este caballeroso acto fué aplaudido por el público.
A continuación damos una reseña esquemática de lo que fué el partido en sus principales fases:
A las órdenes del árbitro, no colegiado, señor Planell, se alinearon los equipos:
«Unión de Sans»: Pedret - Solá, Altés-Badal, Sancho, Carulla - Rini, Costa, Pons, Franch, Oliveras.
«Espanya»: Bota-Perelló, Vidal-Plaza, Zaragoza, Cortés-Dalmau, Alfaro, Raich, Passani, Sans.
Corresponde el saque al «Espanya». En este primer tiempo notamos un dominio de los rojos, y unas peligrosas escapadas de los delanteros de la «Unión». En una de ellas, Franch. «shoota» fuertemente y da en el poste. En un «corner» contra el «Sans», remata Raich soberbiamente de cabeza dando el balón en el larguero. Poco después el árbitro pita unas manos involuntarias dentro del área fatídica ante la puerta roja, que tirado por Solá, noblemente lo manda a «kick». Se rehace la «Unión» y aprieta el cerco sin poder marcar, terminando el primer tiempo con el empate a cero.
El segundo tiempo es el reverso del primero. Los muchachos de la «Unión» se multiplican, y Sancho se cansa de repartir el juego. Se tiran varios «corners» contra el «Espanya» sin resultado. En cambio, en un avance de los rojos, Alfaro marca de un buen tiro el primero para los suyos y único «goal» de la tarde. Pedret no pudo evitarlo a pesar de un clásico «plongeon».
Se esfuerzan los de Sans, buscando el empate, pero se estrellan ante la puerta roja bien defendida y sin variar el resultado, terminó el partido casi a obscuras.

A. PEREA