La derrota de los campeones | El mundo deportivo (pàg. 4)

Data: 28/06/1926

Font: El mundo deportivo

Autor: Bas

Text:
desmembrada, al pasar Piera a suplir la falta de Torralba.
Y de esta forma continúa el resto del partido. vino a agravar, situación, la flojedad física por lesión, cansancio, o lo que fuere, de Arnau, quedando por ello materialmente reducida a tres jugadores la línea de ataque del once vencido.
Y si tanto queremos encontrar atenuantes, diremos, y no sin razón, que la falta de los titulares Walter y Carulla, suplidos con grandes deficiencias por Surroca i Bosch, principió (porque ésta ya fue al comenzar el match) hacer que la tarde para el Barcelona fuese verdaderamente desgraciada.
Pero ahora debemos señalar justicieramente, que sin haber hecho el Sans un gran partido (que tuvo dos aspectos igualmente merecedores del mismo calificativo), la victoria, a pesar de las enumeradas desventajas del Barcelona, se les habría escapado.
Y por haber hecho el Sans un gran partido, es por lo que debemos señalar historia de neta y merecida, sin tener en cuenta, en tal caso, las "desdichas" de su adversario.
Hizo el Sans un match de gran mérito vente para la voz del trío defensivo, qué fue verdaderamente espléndida. Perelló y Pedret fueron los héroes de ella, haciendo especialmente el primero, juego por los tres equipiers.
La línea delantera, por atesorar una considerable ventaja en rapidez en relación con las líneas defensivas del Barcelona, también tuvo su correspondiente parte en los merecimientos por la victoria, y los medios crearon el conjunto haciendo su labor acostumbrada: la de estar en todas partes y siempre con el mismo acierto.
El Sants logro el tanto del triunfo por un fallo de Planas seguido de otro de Surroca, pero no debe ello desmerecer el valor de tal goal, qué fue valiosísimo atendiendo, como hemos señalado, a la rapidez primer sus combinaciones lo equipiers del Sans, que en este caso tuvo por compañera el acierto del excelente remate, oportunissimo, de Tonijuan.
En el primer tiempo, qué fue el en que se hizo juego de calidad por ambas partes, el Sans en juego puso al nivel del adversario, y en entusiasmo lo supero ligeramente, pues solo la línea de ataque azulgrana evidenció poseer el citado factor gran cantidad.
Y en la segunda parte, cuando el Barcelona por su inferioridad numérica, solo podía que haberle la esperanza de alguna de sus grandes individualidades realizará la gran jugada meritoria que era precisa para nivelar el tanteador, el equipo del Sans tuvo y pudo tener el acierto de cuidar debidamente enmarcado de tales "excelencias", sin cuidar extraordinariamente, de intensificado el ataque, aumentar la ventaja en goals.
Supo pues el Sans, hacer el juego que aconsejaban las circunstancias ( a pesar de que muchas veces hemos visto como la mejor defensa es un buen ataque), teniendo en cuenta que se hallaba ante el Barcelona, y por añadidura, quiso valerse de marrullerias que no hemos de censurar ( no nos referimos a juego peligroso) tratándose de maig de campeonato que tanto interesaba a él (mucho más que al Barcelona) ganarlo en definitiva.
El Sans entretuvo el balón tanto como le fue posible, lanzandolo fuera del campo, retrasando la ejecución de los saques de línea y de las demás especies, etc., etc., cosa actualizable para casos parecidos ( siempre con el disimulo preciso para que la vitro no pueda tener nada que decir), que si es para el once que quiere favorecerse de ello, no es muy agradable para el espectador que quiere ver jugar al fútbol cinta al clase de ardides.
El Sans, empleando tal táctica, contribuyó grandemente a que la segunda parte careciera de alicientes, puesto que el balón estuvo con demasiada frecuencia fuera de las líneas del límite del terreno de juego. Pero el Sans con ello, demostró que es equipo lo suficientemente ducho para vencer a grandes rivales.
Y su victoria de ayer, conseguida netamente, no tiene menor pero.
El match fue disputado con gran dureza, qué muchos casos rebasó los límites de tal expresión. Algunos jugadores de cada equipo abusaron de jugadas el árbitro supo castigar debidamente.
La expulsión de Torralba, debida a una de tales punibles jugadas, fue causa de que el público se excitara grandemente y apostrofara al señor Aramburu sin tener en cuenta que Torralba falto visiblemente al reprimir la falta que contra el metido un contrario, agrediéndole con el puño.
Este incidente pareció que el partido tendría un final indeseable, pero afortunadamente no fue así, contribuyendo a ello la serenidad de Aramburo, que si bien fallo en diversas ocasiones no estuvo faltado de energía para que su autoridad prevaleciera a pesar de las protestas que público y jugadores le lanzaban.Protestas que a medida que avanzaba el match se hicieron más débiles, por encontrar a ellas hacía oídos sordos.
El Barcelona en el segundo tiempo tuvo el dominio su favor con mayor intensidad que en el primero. Lanzó seis corners por 3 que ejecuto el Sans.
El goal de este equipo fue obtenido por Tonijuan después de fallos indicados y recogiendo un centro de Monleón primero y de Peiró después.
La alineación de los equipos fue cómo sigue:
Pedret, Perelló, Balsach, Soligó, Gularons, Calvet, Rini, Tonijoan, Peidró, Monleón y Oliveras, el del Sans, y Plattko, Planas, Surroca, Torralba, Sancho, Bosch, Piera, Arnau, Samitier, Alcántara y Sagi, el del Barcelona.
Las líneas media y defensa fueron las que peor jugaron por parte del Barcelona. Piera, cuando está replegó a la defensa para sustituir a Torralba, estuvo excelente en todas partes.
La delantera, cuando actuó completa, y eso combinaciones primorosas y remato frecuentemente bien, y Plattko cumplió debidamente su, a veces, muy comprometida labor.
Por parte del Sans, ya antes hemos indicado como actuaron sus líneas e individuos.
El terreno de la calle Galileo viose completamente lleno. - Bas