Un resultado inesperado | El mundo deportivo (pàg. 4)

Data: 11/01/1926

Font: El mundo deportivo

Autor: L. Aymami Bondia

Text:
En el campo del Europa

Un resultado inesperado

EUROPA 2 SANS 5

Tras de una brillante exhibición del Europa en el primer tiempo, el Sans se impuso brillantemente en el segundo, logrando el triunfo El Europa, y el Sans eran, desde hacia bastantes semanas, dos equipos perseguidos por la "guigne". Su match de ayer, al decidirse favorable a uno de ellos, forzosamente había de significar el "cese" de la "mala pata" para el que tal fortuna tuviera... y la continuación de los "tiempos malos", para el otro. Fué el afortunado, el Sans; el desafortunado, el Europa. Veamos ahora cómo y en qué circunstancias, obtuvo el Sans un resultado tan inesperadamente copioso a su favor, y cómo el Europa continuó sin sacudirse el "yugo"... que va haciéndose pesado...
Aunque se llegó al descanso con empate a dos goals, obteniendo por consiguiente, el Sans, el triunfo en el segundo tiempo, lo innegable es que el Europa perdió el match en el primero, deducción algo paradójica, pero justa.
Se ha hablado y escrito tanto sobre la "jettatura" del equipo "europeo", que uno ya no se atreve a insistir, por temor a que le crean un alucinado. Pero en el caso presente, no podemos menos de insistir... en parte.
Y decimos "en parte", volviendo a lo que acabamos de decir más arriba, porque el Europa, que no llegó al descanso con el resultado netamente a su favor, a causa de... esa "guigne" pertinaz que con con ellos se ha ensañado, jugó un primer tiempo espléndido, por todos conceptos superior a su adversario; pero tras del descanso, ya que no fué la "guigne" el factor principal de la derrota, sino... el Sans que logró, gracias a su codicia, a su rapidez, a su entusiasmo... y a su juego, tres buenos tantos, replegándose luego a la defensiva, logrando contener los desesperados ataques "europeos", hasta el último instante.
Por eso decimos que, aunque los textos que decidieron la balanza, se marcaron en el segundo tiempo, el Europa perdió el match en el primero.
Una vez mas la pugna Sans Europa se ha decidido favorable a las huestes de la calle de Galileo. Y justo es reconocer que, con "guigne" o sin ella, el Europa, el triunfo del Sans fué lógico. Lo que no fué tan lógico fué la copiosidad del mismo. En ésto si que tuvo influencia la tan sobada mala pata.
El Sans cuando juega contra el Europa es un equipo muy distinto de cuando juega con otros adversarios. Sus líneas inedia y de ataque, jugaron ayer un match magnifico, especialmente en la primera mitad del segundo tiempo. El Europa también jugó un match espléndido, en el primer tiempo. Su línea de ataque realizó avances sencillamente maravillosos, de técnica impecable... Pero la fatalidad en unas ocasiones y la poca oportunidad en rematar en otras, fueron causa de que no se apuntaran más tantos que los necesarios para empatar. Por el contrario, el Sans mostróse oportunísimo, aprovechando, con fortuna, cuantas ocasiones se le presenta ron para burlar a Bordoy. Y aquí, sin duda, radica la superioridad que de un tiempo a esta parte, viene adjudicándose el equipo sansense sobre el de Gracia.
El Europa diónos, durante buena parte del encuentro, una magnífica exhibición de juego. El Sans demostrónos cómo se logran los tantos. Evidentemente, es más práctico lo segundo...
En sus buenos momentos, el Europa nos da la sensación de que sus elementos saben jugar muy bien al futbol. El Sans nos causa impresión de un juego menos vistoso, pero más efectivo y, cuando está de "angel", nos hace creer ne la lluvia de goals.
No sabemos si nos expresamos con suficiente claridad. Se ve en el Europa un conjunto bueno. En el Sans un conglomerado potente. Si el equipo de Sans vistiera "maillot" "rojo", al hallarnos en este caso, recordando que el Europa viste uniforme "blanco", tal vez hallaríamos el símil adecuado...
Veamos como se desarrolló la lucha, en sus momentos de máxima belleza y mayor interés.
A las órdenes del Sr. Santpere, los onces alineáronse así:
Europa: Bordoy; Serra, Alcoriza; Serra, Pelaó, Mauricio; Pellicer, Cella, Cros, Olivella y Alcázar.
Sans: Pedret; Perelló, Balasch; Soligó, Gularons, Calvet; Rini, Tonijuan, Monleón, Martinez y Oliveras.
Como se ve, en el Sans no figuran sus titulares Feliu y Peydró, por causas distintas. Pero en honor a sus sustitutos y sin ánimo de menoscabar la valía de los ausentes, debemos de antemano consignar que Tonijuan y Monleón rayaron a espléndida altura. Su calidad, diferentes veces probada, hace que a pesar de las ausencias citadas, consideremos el once de Sans completo. Eso son reservas verdad, no los que suelen tener la inmensa mayoría de clubs, que entienden por reserva un jugador caducado. A los cuatro minutos escasos de iniciado el juego, cometió Gularons un "foul" a Cros que el árbitro no señaló, y al instante, pasado el balón al ataque blanqui-verde, Tonijuan, de un tiro a boca de jarro, obtuvo el primer goal de la tarde.
No tardó en llegar el empate. Transcurrido apenas un minuto, el Europa llega frente Pedret. Cella, envía tan bien dirigido tiro, que un zaguero repele, pero Cella, colocadisimo, insiste con un nuevo shoot que Pedret no puede rechazar.
El Europa domina, efectuando su línea de ataque vistosos avances, incurriendo por dos veces el Sans en manos intencionadas.
A los diez minutos, el ala derecha sansense, avanza velocisima y Monleón, oportunísimo, logra el desempate de un remate magnifico.
Y cual si se propusiera el Europa repetir la jugada que le valió el empate, de nuevo se sitúa frente a Pedret y en la misma situación que le valió el primer goal, Cella envía un buen remate... pero esta vez pasa el balón fuera del marco.
El Europa no desanima y continúa atacando. Cros recibe un pase de Olivella. El centro europeo avanza y lanza un remate fortísimo que va directo - al parecer - a la red, pero - la "guigne" - el balón da en el travesaño.
El Sans, bastante desconcertado, no logra más que efectuar algunos avances aislados. Se produce ante la puerta de Pedret un gran lio. Cella, muy bien situado y desmarcado, además, dispónese a rematar. Y con serenidad da flojamente al balón, que aparentemente va a colarse... pero desvíase antes de atravesar el marco unos centímetros y... va a fuera!
El equino sansense va animándose a medida que avanza el encuentro, y logra trasladar el peligro a la puerta contraria, Rini y Moaleón, así como Tonijuan, van compenetrándose, dando grandes ocasiones de lucirse a Serra (Perico) y Mauricio.
Comete Perello "foul" cerca del area. Cros remata de cabeza el castigo y Pedret salva el peligro.
Sigue en progresión ascendente, la moral del Sans.
Pero el Europa no decae todavía, ofreciéndonos su linea de ataque un avance magnifico que remata Cros, muy bien, y salva Pedret, mejor.
El dominio sansense es ahora visible, salvando Serra (P.) multitud de ocasiones de peligro.
Tras de salvar Mauricio un corner, avanza el quinteto blanco en forma admirable, efectuando el más vistoso avance de la tarde, que es coronado dignamente con el empate al rematar Cros, a la media vuelta... influyendo un poco en la consumación del tanto, la indecisión de Balasch.
El juego se iguala y son lanzados un corner por bando.
Cella - el pequeño y "prudente" gran jugador - se apodera del balón y avanza, regateando limpiamente a cuantos adversarios se le oponen. Uno, dos, tres, cuatro... El momento es de supremo interés. Cella va a aproximándose a Pedret, de modo alarmante. Pero llega a la defensa, se produce un choque y Cella pierde el balón, cayendo. Parte de público cree haber visto una falta en la intervención sansense...
Pero no pasa nada. Minutos después llegamos a descanso.
Come en el primer tiempo en el segundo a tarda el Sans en marcar. Tras de una serie de filigranas superiores de Oliveras, que llevan el peligro a la puerta del Europa, el excelente exterior centra, templado y seguro. Alcoriza, intenta intervenir y falla. Y este fallo es fatal. Tonijuan, raudo como una centella, obtiene el tercer goal para los suyos. Han transcurrido cinco minutos de este segundo tiempo.
El Europa no desconfía de vencer - o de empatar cuando menos - y esto se traduce en un nuevo ataque blanco. Pedret, efectúa una salida obligada, pero Alcázar, adueñado del balón, no logra acertar el remate ante la puerta abandonada.
El Sans que va descubriendo nuevas energías, ataca con bríos extraordinarios. Pero esta vez, la fortuna acompaña al Europa y no se marca un nuevo goal... providencialmente.
Pero, esa Providencia, deseosa tal vez de emocionarnos, interviene de nuevo, ahora favorable al Sans, que tras de barullo enorme ante su puerta logra salvar - no sabemos cómo - el peligro.
Gularon, va imponiéndose. Efectúa un gran pase a su ataque y Tonijua lanza un gran remate que va fuera.
Martínez y Oliveras, efectuando brillantes combinaciones, destacan extraordinariamente, así como los alas Calvet y Soligó.
En uno de los avances de aquellos, Martínez envió un shoot bombeado sobre la puerta y al decidirse Bordoy a rechazarlo, Rini, el veloz Rini, se lanza con todo su cuerpo sobre el balón, logrando el cuarto goal para los suyos.
La victoria Sansense parece ya definitiva. El once blanquirerde juega extraordinariamente impetuoso. Y a los pocos minutos - tres como máximum - Gularons introduce por quinta vez el esférico en la meta "europca" al lanzar un "free-kick" fortísimo por falta de Alcoriza.
A partir de aquí el Sans Se repliega a la defensiva. Una defensiva ordenada y serena, que contrarresta fácilmente los ataques continuos, desesperados pero desconcertados, del equipo europeo. No obstante, en alguna ocasión puedo el Euroopa mejorar el resultado, una de ellas, al rematar Alcázar un buen avance con un tiro que dió en el poste, el fatídico poste.
De vez en cuando, el Sans, llevados casi siempre por Rini, efectúa avances sumamente peligrosos, obligando a entrar en acción a Bordoy. En los últimos instantes, lanza Cros un tiro en excelente que Pedret bloca con seguridad.
Y no ocurre nada más de particular hasta que el Sr. Santpere señala el fin del encuentro.
El Europa tuvo dos hombres admirables durante toda la tarde: Serra (Perico) y Mauricio. Su ataque, en el primer tiempo, aunque poco afortunado, estuvo magnifico, destacando Cella y Cros. Los restantes actuaron irregularmente, aunque en general, pesó en ellos más lo bueno que lo malo... pero sin acompañarles la suerte. Si todo el once hubiese jugado con el "alma" que lo hizo Serra, seguramente habría sido muy otro el resultado...
Del Sans, su línea media estuvo admirable, especialmente Soligó y Calvet. Gularons logró imponerse en el segundo tiempo. Y en su ataque, no caben distinciones. Salieron no solamente al ganar, sino a meter goals. Y lo lograron. Los más serenos, más precisos, más técnicos, Oliveras y Martínez. Los otros tres, superó su empuje, su codicia, a su juego.
El uso defensivo algo inseguro en el primer tiempo, estuvo bien en el segundo.
El arbitraje, regular en el primer tiempo. Excelente en el segundo. Y el público, correctisimo, me nos numeroso de lo que era de esperar.

L. Aymami Bondia