El partido se mantuvo indeciso hasta el final | El mundo deportivo (pàg. 1)

Data: 17/12/1923

Font: El mundo deportivo

Autor: M. Zaragoza

Text:
Lo que fueron los partidos
SANS, 3. : : EUROPA, 4
El resultado se mantuvo indeciso hasta el final
Difícil resulta para los que cumpliendo nuestra misión acudimos a presenciar los partidos de futbol, reflejar en nuestra cuartilla, una exacta impresión del encuentro celebrado, cuando como ayer, se derrocha valentía por los onces en lucha pero en cambio, carece el juego de la ciencia necesaria para que revista aquel vistosidad.
Y no es que con esto queramos decir que el partido ayer jugado no revistiera interés. Muy al contrario, el incidencias de la lucha con avidez siempre en aumento, incluyendo para ello que la victoria se mantuvo inot, influyendo para ello que la victoria se mantuvo indecisa hasta el última momento.
Y no era para menos. Revestía este encuentro para el Europa, una innegable importancia puesto que de serle adverso el resultado, veía agrandarse la ventaja que en la actualidad le lleva el Barcelona, y por ende alejarse de las probabilidades de conservar el título que en la actualidad ostenta, mientras que si conseguía anotar lo dos puntos en su Haber, sigue a la zaga del once azulgrana con igualdad de puntuación, aún habiendo jugado un partido más y dispuesto a ocasionarle un disgusto en el partido a celebrar entre ambos equipos, y siempre si acecho de un percance - no probable, pero tampoco imposible - del Club de Las Corts para igualarle en definitiva.
Y para el equipo que acaudilla Moltó, obtener ayer la victoria contra el equipo Campeón, aparte de la natural satisfacción, podía influir en conseguir una honrosa clasificación al final de la contienda.
Así, no es de extrañar el aspecto que presentaba el campo de la calle de Galileo, lleno hasta su máxima cabida, y la nerviosidad de que dieron inequívocas muestras los 22 jugadores y el 99 por 100 del público.
Ambos equipos hicieron cuanto pudieron por atribuirse la victoria empleado para ello distintos procedimientos. A ratos mucha ciencia (aunque no tanta como otras veces) por parte del equipo Campeón; y una voluntad y valentía inconmensurable los muchachos del Sans.
Y no sin grandes dificultades venció ayer el mejor conjunto, el equipo más completo que supo aprovechar lo primeros minutos que fueron de franco dominio, para marcar dos goals que fueron los que en realidad le hicieron vencer, puesto que desde entonces mantúvose el juego bastante equilibrado, con cierta ventaja del once blanqui-verde en la segunda parte.
Como decimos, el segundo tiempo fué favorable alos sansenses que en infinitas ocasiones arrollaron a sus contrarios y obligaron a intervenir a Jaumandreu,y la pareja defensiva Serra-Garrobé, los cuales a pasar de su acierto no pudieron impedir dos tantos que se apuntaron los blannqui-verdes. Y a buen seguro alguno más habrían marcado de haber jugado con algo más de picarda para contrarrestar la acertada táctica de Garrobé, quien empleando a la perfección el "one back system" inutilizó por ofside numerosos ataques de la delantera del equipo propietario del campo
El Europa jugó esta segunda parte algo desconcertado, no dando de sí, salvo en contadas ocasiones,lo que de la valía de sus componentes hay derecho a esperar. La delantera fué lo que más flojeó, y en ella más que ninguno Cros, que no acierta a recobrar su perdida forma. Pellicer fué el único que, siempre igual, sirvió excelentes pelotas al centro. Lástima que durante buen rato no se le dió casi juego.
La línea media, que durante los primeros 45 minutos actuó excelentemente, marcando a la delantera contraria y contribuyendo eficazmente al ataque, desmereció también en el segundo tiempo, debiéndose en buena parte ella, que el once de Sans lograra imponerse.
El once de la Unió,que como ya llevamos dicho derrochó energía durante todo el encuentro, adoleció en general de carencia de seguridad en los remates ya que esto le privó de aprovechar varias ocasiones de convertir en goal pelotas fáciles y clarísimas.
Un nombre hay que señalar entre los de todos los que formaban el equipo y es el de Badal, que no sólo fue el mejore del equipo sino que también destacó su labor entre los 22 jugadores que había en el terreno. Es la de ayer, indiscutiblemente, una de sus mejores actuaciones desde mucho tiempo a esta parte.
En la delantera señalado ya su primordial defecto de falta de decisión en el momento decisivo, hay no obstante que remarcar el mejor juego de Feliu,a quien siguió en orden de méritos Oliveras.
Badal cubrió por completo la línea media pero justo es de reconocer que fué muy bien secundado Mascarell y Calvet.
La defensa fue ayer lo más flojo del equipo, aunque fue afirmándose a medida que avanzaba el tiempo,siendo a última hora sus despejes, seguros y potentes.
(Continua reseña en segunda página)