ESPAÑOL, 1 SANS, 1 | El mundo deportivo (pàg. 2)

Data: 11/02/1924

Font: El mundo deportivo

Autor: M. Zaragoza

Text:
ESPAÑOL, 1 SANS, 1

Un partido animado en el que el Español a pesar de su superioridad logra el triunfo por la minima
ventaja

Ambos equipos presentárosense handicapados: por la ausencia de Zamora en las huestes españolistas y la de Rini entre los blanquiverdes. Jugó el Sans con gran ímpetu, pero se estrellaron sus esfuerzos ante la infranqueable barrera formada por la línea media del Español, cada día más perfecta. Oliveras y Feliu fueron los mejores elementos atacantes del Sans, y junto con Badal y Perelló, los más eficaces del equipo. Soligó, tuvo momentos brillantes, formando con Oliveras un ala izquierda casi perfecta, pero faltole decisión en el shoot.
Calvet y Rojas, los dos medios alas, actuaron con más acierto en la defensa que en el ataque, pecando aquel de desmarcar excesivamente a Olariaga, el más peligroso centrador del once realista.
La defensa, sin llegar a tener una mala tarde, no estuvo a la a tura de otras veces, siendo frecuentemente desbordada, dando lugar a comprometidas situaciones ante el marco de Pedret. Fué, no obstante, más acertada en general la labor de Perelló que la de Balasch.
Pedret, que en ocasiones fáciles procura excesivamente el lucimiento personal, estuvo en cambio inseguro en el blocage del balón. Ello le costó el único tanto marcado y pudo del mismo modo haberle ocasionado dos o tres disgustos más, al escaparsele la pelota de las manos estando fuera del marco. El Español se nos presentó ayer en un aspecto muy distinto al acostumbrado, pues la defensa conceptuada como a la más potente línea blanqui-azul, estuvo desconocida. Montesinos, salvo contadísimas ocasiones en que con sus características jugadas nos dejó entrever destellos de su gran juego, estuvo desconcertado, descolocándose con extraordinaria frecuencia y mostrando una inseguridad rara en él. Canals, su compañero, empezó tan mal como él, haciendo una primera parte desastrosa, que pudo acarrearles lamentables consecuencias de no haber contribuido con tanto acierto los medios a la defensa.
En cambio la línea delantera del Español, con la sola excepción de Lakatos,- que tuvo también sus momentos brillantes - jugó divinamente, entendiéndose a la perfección. Cada día son más evidentes los progresos del ataque realista, que permite abrigar halagüeñas esperanzas para la próxima temporada. Cuentan actualmente con un juego cuya valía no se había mostrado hasta el presente manifiesta y que ayer apareció casi indiscutible. Llauger.
También Mauri jugó ayer mejor que otros días, y hay que hacer constar en su favor que si bien pierde algunas pelotas que se le dirigen por hallarse descolocado, puede disculpársele en honor a que la mayoría de sus descolocaciones son pera contribuir a la labor de sus medios y defensas. Lakatos, que ya hemos dicho en otras ocasiones, que está excesivamente pesado, pecó ayer del mismo defecto.
Fueron los extremos veloces y oportunos, más que de costumbre, distinguiéndose especialmente Olariaga por la frecuencia y precisión de sus centros.
Los medios fueron los mejores jugadores del equipo. Sanahuja, cada día más jugador, mostrósenos como un distribuidor de juego incansable, un defensa eficaz y tuvo además el mérito de inutilizar completamente al temible Feliu. Difícilmente podría encontrar el Español quien ocupara ese difícil sitio con tan singular acierto. Trabal progresando a pasos agigantados, nos demostró sus grandes cualidades defensivas, y Caicedo en cambio fué el más eficaz sostén de la línea delantera, sin que por ello cuando así lo creía preciso, dejase de replegarse hacia su marco.
Vilarrodona, sin que queramos con esto establecer comparaciones, fué digno sustituto de Zamora
El juego desarrollado fué en general duro, aunque exento de suciedades, contribuyendo la ello la labor del árbitro Villena, que si bien tuvo algunos errores, se mostró siempre enérgico e imparcial

EL PARTIDO

Con puntualidad británica se alinean los equipos en la siguiente forma:
R. C. D. Español.-Vilarrodona, Canals, Montesinos, Trabal, Sanahuja, Caicedo, Olariaga, Landazabal, Llauger, Mauri, Juanico.
U. S. Sans.- Pedret, Balasch, Perelló, Rojas, Badal, Calvet, Riba, Lage, Feliu, Soligó, Oliveras.
Corresponde el etaque al Español, que empieza a un tren formidable, llegando en la primera acometida hasta los dominios de Pedret, pero la jugada se malogra por offside de Juanico.
El Español, derrochando energía, logra imponer su juego y anotamos un fortisimo shoot de Lakatos que a duras penas detiene Pedret y que Mauri remata fuera.
Un buen ataque del delante sananse en desbaratado con acierto por la linea media blanquiazul, incurriendo Caicedo en castigo por manos, pero lo penalidad no tiene consecuencia. Vuelven otra vez a la carga los elementos epañolistas y Llauger, que está llevando muy bien línea, lanza un fuerte tiro raso que pasa rozando el larguero.
En un ataque del Sans, un centro de Oliveras rebota en Canals y ya fuera, produciéndose el primer corner contra el Español, que es tirado sin resultado positivo gracias a un oportuno despejo de Mauri que da muestras de actividad colaborando con la defensa de su marco.
Sanahuja prodiga los servicios delante. Uno de ellos lo recoge Llauger en offside, centra e interviene Perelló, que no puede interceptar el Pedret que sale a su encuentro y logra introducir el balón en la red, pero el árbitro señala offside anulando el tanto. La decisión produce protestas que son pronto acalladas.
El dominio del Español persiate algunos minotos gracias al empuje de su línea delantera y la oficaz #yuda de sus medios. En cambio la defensa está insegura y descolocada.
Olariaga está incansable centrando como él sabe hacerlo y Llauger, sin entretenerse, pasa a sus compañeros, o shootando en cuanto ancuentra ocasión propicia. Anímase algo al Sans y logra sacudirse algo el dominio de sus contrarios, estacionándose el juego en el medio campo, con frecuentes ataques a uno y otro goal.
En uno de los ataques del Sans, logra Feliu pasar a la pareja Canals-Montesinos, pero Trabal interviono oportunamente cuando el delantero blaniquiverde se disponia a shootar, y despeja la situación.
Una escapada españolista por al ala izquierdo, es interceptada por Balasch que zancadilla a Juanico.
Otra vez domina el Español, dando así ocasión de lucimiento a Pedret, a quien secundan admirablemente Balasch y Perelló, empecialmente éste. LLauger, activisimo, shoota bien es distintas oportunidades. Sanabuja está jugando horrores así como sus alas Trabal y Caicedo. Son dignos de mención dos tiros de Llauger a ras de suelo que pasan rozando el poste.
Olariaga prodiga sus hermosos centros y recibiendo un pasr largo de Juanico lanza un enorme shoot que da en el ángulo y va fuera.¡Lastima de jugada!
Otra reacción sansense, con su correspondiente ataque, motiva el segundo corner contra o Espoñol, y consecuencia de este, otro, también sin resultados positivos.
Puede achacarse la culpa do ambas jugados y de los momentos de peligro que ocasionan, a los zagueros españolistas, completamente desconcertados.
Una veloz escapada de Olariaga es interceptada, también con zancadilla, pero tampoco ahora se castiga. El arbitro, influenciado por el público, pierde la serenidad, aunque solo momentáneamente.
Luos últimos momentos de este tiempo son de sominio del Sans, y llegamos al descanso con goal alguno.
La segunda parte empieza con poligrosos y repetidos ataques del Sans y Vilarrodona puede hacer alarde de sus buenas condiciones de guardameta. Balasch, en un ataque del Español, cae contusionado y al público se mete injustamente con Villena, por no interrumpir el juego, sin tener en cuenta que en una ocasión de un ataque como el que se desarrollaba, no puede interrumpirse el juege por justificado que fuera el motivo, pues ello podría dar lugar a un sin fin de "martingalas" que es necesario evitar.
Canals va poniéndose sobre si, no así Montesinos, que no acierta a contrar su forma habitual. De entre todos los jugadores dentaca la brillante labor de los medios del Español que están acertadísimos. Gracias a ellos el dominio que ejerce el Sans no se convierte en ventaja a su favor.
Los ataques del Español van siendo mas frecuentes, dando su linea delantera muestras de gran cohesión denotando tan solo del conjunt Lakatos lento en extremo. Un persistente ataque
al goal sannsense termina en un excelente shoot de Olariaga, que detiene Pedret escapandosele el balón de las manos, no entrando en el marco por verdadero milagro.
Un pase retrasado de Mauri es recogido por Sanahuja, quien entrega a Lakatos y este desde lejos shoota. Bloca Pedret con facilidad pero se le escurre la pelota y marca el Español el primero y único goal.
Animado el Español por este tanto, hace sus incursiones mas frecuentes, y tanto Mauri como Llauguer shootan repetidas veces aunque no siempre sus tiros van bien dirigidos.
El juego gana en dureza y pierde en vistosidad ..............
Los ataques de unos y otros .... pero nadie logra resultados positivos y marca el árbitro el final, con resultado de 1 a 0 favorable al Español siendo a nuestro juicio vencedor quien mas jugó. M. Zaragoza.